¡Oferta!

TEST RÁPIDO DE ANTICUERPOS SARS-CoV-2 ROCHE Caja 40 Uds.

430,76  IVA Incluido
356,00  sin IVA

La unidad sale a  8,90 € + IVA

OFERTA

  • Formato de la prueba: Prueba de flujo lateral / inmunocromatográfica
  • Necesidad de Instrumento: No
  • Tiempo de prueba: 10-15 minutos
  • Especificidad: 98.65 %
  • Sensibilidad: 99.03 %
  • Analítica: IgG e IgM
  • Antígeno: N y S
  • Material de muestra: sangre capilar, sangre total venosa, suero/plasma
  • Volumen de la muestra: 20 μl
  • Sensibilidad: 99,03% El mejor porcentaje del mercado actual
  • GASTOS DE ENVIO INCLUIDOS
  • NO SE INCLUYEN LAS LANCENTAS

Hay existencias

Descripción

El beneficio de disponer de un test rápido de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 

El Test Rapido Covid y sus pruebas de anticuerpos son cruciales para el rastreo del contacto de los pacientes, definir la exposición previa y para llevar a cabo estudios epidemiológicos. Se necesitan con urgencia de estudios epidemiológicos para ayudar a descubrir la propagación y el impacto de la enfermedad, en particular, la tasa de infecciones asintomáticas, y para obtener mejores estimaciones sobre la morbilidad y la mortalidad. Este test también se puede usar junto con pruebas moleculares, como la prueba de PCR cobas® SARS-CoV-2 de Roche, para ayudar en el diagnóstico de pacientes sospechosos de la COVID-19. A medida que se entienda más sobre la inmunidad al SARS-CoV-2, puede ser útil evaluar quién ha desarrollado la inmunidad al virus, ayudando a los profesionales de la salud a manejar mejor a los pacientes.

Características y beneficios del test rápido de anticuerpos contra el SARS-CoV-2

El Test Rápido Covid de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 puede ayudar a aliviar el impacto en el sistema sanitario en general al ofrecer pruebas fiables y precisas en ubicaciones descentralizadas, complementando los diagnósticos de laboratorio y permitiendo un screening efectivo. Esto permite una detección masiva generalizada sin la necesidad de sobrecargar al personal especializado y a los laboratorios. Los pacientes pueden obtener una respuesta rápida y adecuada que, en combinación con las políticas locales y nacionales, les ayudará a modificar su comportamiento, a contener el virus y a optimizar las estrategias de restricción. Se pueden evitar las citas de seguimiento entre pacientes y profesionales para analizar los resultados de la prueba.

Uno de los beneficios clave del test rápido de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 es que se puede realizar con una pequeña muestra de sangre capilar (20 μL) de la yema del dedo. Esto hace posible realizar dicha prueba incluso a personas mayores y/o enfermas para quienes una extracción de sangre venosa no es viable o recomendada. Debido a que esta prueba rápida ofrece resultados fiables, los profesionales de la salud pueden confiar en los resultados y asesorar a los pacientes con confianza 43.

En resumen, los principales beneficios del test rápido de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 son:

  • Detección cualitativa de IgM e IgG con un solo test.
  • Obtener un resultado rápido (10-15 minutos): no es necesario realizar seguimientos posteriores para analizar los resultados de las pruebas.
  • Fácil manejo que no requiere formación específica.
  • Tan solo se necesita una muestra capilar muy pequeña de 20 uL.
  • Acceso a pruebas en áreas donde el laboratorio no está disponible, no tiene capacidad o cuando una extracción de sangre venosa no es adecuada.

    Contenido del Kit

El kit está listo para usar y contiene todo el equipo necesario para realizar una prueba, con la excepción de un dispositivo de punción (lanceta), que no está incluido.

Los siguientes componentes son necesarios para una prueba y están incluidos en el kit:

  • Tira reactiva (individualmente en una bolsa de aluminio con desecante)
  • Botella de solución buffer
  • Tubo capilar (20 μL)
  • Instrucciones de uso
  • Guia de referencia rápida

NOTA IMPORTANTE

Este es un producto de catalogado como de “Diagnóstico In Vitro”, no es un producto de “Autodiagnóstico”, por tanto no puede ser vendido a personar particulares, sino a Hospitales, Centros de Salud, Clínicas, Laboratorios, Residencias de Ancianos, Servicios Públicos, Mutuas de Prevención de Riesgos o Empresas, siempre que se cumplan las directrices establecidas por la orden Ministerial publicada en el BOE de 14 de abril de 2020, en el que se establece que “se limita la realización de las pruebas diagnósticas para la detección del COVID-19 a aquellos casos en los que exista una prescripción previa por un facultativo y se ajusten a criterios establecidos por la autoridad sanitaria competente”

En cumplimiento de las directrices